Escurre biberones

Escurre Biberones: más organización en la cocina y menos gérmenes.


Se trata de un práctico accesorio para dejar secar biberones, chupetes y tetinas recién limpios, y tenerlos ordenados en la cocina.
A la hora de limpiar el...
Ver más

  • -12%
    24,99 € 21,99 €

    SKIP HOP
    24,99 € 21,99 €

    El escurre biberones Splash de Skip Hop te ofrece un diseño circular para el  ahorro espacio. Incluye cepillo en el centro del escurridor para limpiar biberones y tetinas. Caben en él 9 biberones con sus accesorios como tetinas, tapas, chupetes etc.. Se puede lavar en lavavajillas y es fácil de transportar y montar.

    El escurre biberones Splash de Skip Hop te ofrece un diseño circular para el  ahorro espacio. Incluye cepillo en el centro del escurridor para limpiar...

Escurre Biberones: más organización en la cocina y menos gérmenes.


Se trata de un práctico accesorio para dejar secar biberones, chupetes y tetinas recién limpios, y tenerlos ordenados en la cocina.
A la hora de limpiar el biberón de nuestro pequeño debemos llevar especial cuidado porque un mal secado puede conllevar a que se contamine de gérmenes o bacterias que pueden alterar la salud de nuestro hijo. Por ello, es importantísimo que los utensilios y artículos que vayan a utilizar los niños estén siempre libres de humedad para que su uso sea totalmente seguro.
Es muy importante limpiar y escurrir bien los biberones después de cada toma, sobre todo durante los primeros 4 meses de vida del pequeño.

Los escurrebiberones nos permiten secar totalmente el recipiente teniéndolo listo para el uso de tu bebé. Las mamás ya no tendrán que secarlos con trapos que, al estar en contacto con el ambiente puedan contener bacterias que sean perjudiciales. Estos escurridores son muy cómodos y permiten mantener todos los productos que el bebé se lleva a la boca secos y fuera de contaminantes externos.

¿Cómo limpiar el biberón?

- Lo más fácil es utilizar agua y jabon (preferiblemente especial para este tipo de productos).
Se separa cada una e las partes y se limpia cada una por separado, haciendo hincapie en las zonas de peor acceso como tetinas, rosca y el fondo del biberón. Estas zonas dificiles de puedden limpiar con una escobilla o cepillo especial para limpiar biberones.
Es muy aconsejable limpiar el biberón justo después de la toma, ya que esto facilita su limpieza y nos aseguramos que los restos de leche no se han quedado adheridos.
- Una vez limpio el biberón, lo ideal es esterilizar el mismo con un buen esterilizador de biberones, para asegurarnos que esta completamente limpio y libre de bacterias.
-Tras esterilizar es el momento de escurrir el biberón en el escurridor de biberones (no usar el escurridor de casa normal ni una bayeta, ya que pueden contener bacterias).


Volver

Catálogo

Fabricante B
Tallas: B