Muchas son las dudas que nos pueden llegar a la hora de elegir la cuna perfecta para nuestro bebé. Desde cual es la más indicada para mi pequeño, hasta cuales son los factores más importantes a la hora de escoger la idónea. Pues bien, el factor determinante en este aspecto es sin lugar a duda la edad del bebé, así como el tamaño del pequeño. En este sentido existen en el mercado tres grandes grupos de cunas que se puedan ajustar a la edad del bebé y a su crecimiento:

TIPOS DE CUNA

Minicunas o moises: perfectas desde el nacimiento hasta los 6 meses de edad, con una medida de 50x80 cm en el que los bebés se sentirán más seguros en espacios reducidos. Las encontrarás con la posibilidad de abatir uno de sus laterales con opción a colecho y poder así tener más cerca a tu pequeño. Los Moisés son indicados para los 3 primeros meses de vida del bebé, fabricados en su mayoría en mimbre, disponen de dos asas para su transporte y en algunos casos de un soporte para que puedas tenerlo puesto en altura, siendo así más accesible.

Cunas : indicada desde los 6 meses hasta los 2 años, con una medida universal de 120x60 cm. En estos casos, los pequeños empiezan a querer descubrir el mundo que les rodea y requieren de un mayor espacio donde sentirse cómodos. La mayoría de estas cunas cuentan con barrotes para una mayor seguridad del pequeño. Podrás recubrir estos barrotes con protectores acolchados o también llamados chichoneras.

  •  Maxicuna: la transición hacia su cama perfecta con unas medidas que rondan los 140x70 cm. Con este tipo de cunas para edades más avanzadas dotarás a tu ya no tan pequeño de una gran autonomía y libertad en su crecimiento. 

Otra de las opciones más útiles que puedes emplear para tu pequeño, es la de usar una Cuna Nido. Son perfectas para los recién nacidos y que podrás emplear como reductor de la cuna. Además, su transporte es muy sencillo, por lo que podrás tener al bebé cerca cuando estés fuera de su habitación en un espacio cómodo y seguro. Muchas de ellas permiten abrir sus laterales totalmente, transformándola en un espacio de juego ideal.

COMPLEMENTOS DE CUNA

Otra de las opciones que puedes emplear en el descanso de los recién nacidos son los llamados Cojines Antivuelco que garantiza una postura correcta del bebé a la hora de dormir, evitando que se dé la vuelta mientras descansa.

Si te decantas por elegir una cuna de madera con barrotes, es muy importante que tengas una cuna nido o un protector chichonera en su interior, para evitar posibles golpes. 

Un básico que nunca debe faltar son los juegos de sábanas y los nórdicos para vestir la minicuna, cuna o maxicuna. Debes de tener en cuenta 3 cosas:

   

- Las dimensiones del juego textil debe de ser el adecuado para tu tipo de cuna. 

   

- El lugar donde vives y la época del año. Ya que si vivimos en una zona muy fría debemos de decantarnos por nórdicos o mantas más gruesos y si vivimos en zonas más cálidas o nuestros peques son muy calurosos tenemos que decantarnos por sábanas más finas. De este modo siempre tendremos una temperatura óptima. 

   

- La composición del textil. Lo recomendable es que sea de Algodón y cumpla con el certificado OEKO-TEX® ¿Qué es el certificado OEKO-TEX®? 

Es un certificado mediante el cual los fabricantes de productos químicos textiles o de cuero, pueden demostrar la idoneidad de sus productos en una producción sostenible y que son ecológicamente seguros para los seres humanos, especialmente para los más pequeños o personas con alergias. Además son respetuosos con el medio ambiente.